Dedicado a tod@s l@s niñ@s del mundo

El niño no es una botella que hay que llenar, sino un fuego que es preciso encender (Montaigne)

lunes, 26 de septiembre de 2016

Enseñar a l@s niñ@s a perder

http://www.lavanguardia.com/vida/20160325/40675631795/walter-riso-escuelas-ensenar-perder.html


¿Te exiges demasiado? ¿Te importa mucho que te aprueben los demás? ¿Te da miedo expresar tus emociones libremente? Son tres preguntas a las que la gran mayoría de los mortales responderíamos afirmativamente, al menos en algún momento de nuestra vida. Walter Riso cree que la sociedad actual ha caído en un “perfeccionismo psicológico y emocional” que hace que la gente sufra mucho más. Por esta razón, el psicólogo ha reunido en su nueva propuesta editorial, Maravillosamente imperfecto, escandalosamente feliz , los diez errores más frecuentes que considera que nos hacen más infelices. Es lo que Riso llama “premisas liberadoras” para desaprender aquellas creencias irracionales que nos pueden estar perjudicando. “Cada irracionalidad que te sacas de encima, te va a dar más libertad”, afirma el autor. El psicólogo considera que a nuestra cultura no le gusta la gente diferente ni aquellos que se rebelan, y aboga por la fórmula de aprender a perder para vivir mejor y ser más realistas. “De pequeño siempre te han dicho que tienes que ser el mejor. Yo, simplemente, eliminaría el artículo. Querer ser mejor, aceptando tus virtudes y defectos significa ir por el buen camino”.
¿Cómo se acerca la sociedad actual a la imperfección?
Mal. ¿Sabes por qué? Porque estigmatizamos el error, es decir, vivimos en una sociedad que rehúye el error, la equivocación, los defectos, y lo que exige es que tu seas el mejor en tu género. Los que tenemos imperfecciones, que somos todos, las ocultamos. El día que nos declaremos en desobediencia emocional, psicológicamente y políticamente hablando, conseguiremos algo grande.
¿Entiendo, entonces, que la imperfección está perseguida?
Está señalada, perseguida y proscrita, además de tener un coste social muy grande porque, si no la sabes disimular, te rechazan. ¿Conoces algo acerca del King Tzu Kuroi?
Ni idea.
Es una corriente estética japonesa. Supongamos que se te rompe un jarrón. Según esta tendencia nunca lo tirarían por estar imperfecto, lo arreglarían. Y le ponen polvo de oro en cada una de las rajaduras, lo embellecen. Lo hacen con el objetivo de que esa ruptura, esa imperfección, se integre en la historia del objeto. Eso hace que el objeto tenga un mayor valor porque ha sido capaz de recuperarse.
Creo que veo por donde va.
Nosotros no aplicamos esa estética, al contrario. Parece que queramos mostrarnos siempre entre el “top 10” o estar por encima del bien y del mal. Es un tipo de culto a la invulnerabilidad.
¿Qué daño emocional provoca en las personas este tipo de culto?
Enfermar psicológicamente. Si te pones una meta inalcanzable lo primero que vas a sentir es ansiedad, porque por mucho que te esfuerces nunca la vas a alcanzar. Esa ansiedad te va a bajar el rendimiento, te quitará motivación, y estarás más ansioso porque te verás más alejado de tus objetivos. El impacto final de todo eso es la depresión.
¿Aporrear nuestro “yo” es sinónimo de depresión?
Implica insatisfacción frente a ti mismo porque no eres como te gustaría ser. En cambio, si te aceptas imperfecto ya estamos hablando de una autoaceptación radical.
El crítico que llevamos dentro y que tanto daño nos hace...
Ten en cuenta que la depresión por autocastigo psicológico ha aumentado muchísimo. Ser narcisista está muy mal visto y, entonces, se pasa del narcisismo a la autoindulgencia. Eso hace que muchas veces te vayas al otro extremo y te exijas salir adelante como sea, y eso te lleva a una actitud crítica y a no ser compasivo contigo mismo. La psicología está demostrando que se necesita el orgullo como factor de satisfacción y de fortaleza.
Si no te revisas a diario estás a un paso del fundamentalismo
WALTER RISO
Psicólogo
¿Quiénes son los culpables de estos mandatos irracionales que nos han inculcado?
Se supone que ese valor cultural está posiblemente influenciado por obtener una ambición desmedida o un rendimiento óptimo más allá de nuestras capacidades. Es una hiperactividad social porque valoramos mucho el éxito profesional o el éxito en las personas. Eso puede venir desde el deseo de una familia hasta el aprendizaje social de los colegios, o por muchos grupos de poder que se insertan en la sociedad y te insertan esa cultura. Hoy en día vales por lo que tienes, no por lo que eres.
¿Cuál es su definición de éxito?
Disfrutar de lo que hago y autorealizarme. No tengo que estar en el “top 10” de ningún ranking para estar contento. Si tu vida empieza a depender de eso, asumes un gran riesgo de entrar en la adicción.
¿Cuál de los mandatos cree que nos está haciendo más daño?
Hay dos: la comparación y la prohibición a dudar. La comparación porque te lleva a imitar, y la imitación corrompe. No solo existe una corrupción política, también hay la psicológica. La imitación corrompe tu propia identidad. Los modelos sirven como fuente de inspiración, nada más. Si te comparas, caerás en el miedo al qué dirán y la gente te terminará manipulando.
¿Y con la duda?
El miedo a la duda es porque nosotros sancionamos a la gente insegura, no nos gusta. La cultura o la sociedad inventa un antivalor: “la gente segura de sí misma jamás duda y siempre sabe lo que quiere”.¡Mentira! Serías un idiota o un computador si no dudaras. Hay una duda que es retardataria, esto es, el miedo a equivocarte, y una duda que es progresista, que te lleva a la curiosidad, a explorar y a avanzar en el mundo. Yo predico la lúcida ignorancia: tengo el derecho a cambiar de opinión. No defiendo el tránsfuga, está claro, pero si no te revisas a diario estás a un paso del fundamentalismo, que es mucho más peligroso.
Parece que no nos guste la humildad o que, en ocasiones, se confunde con la vanidad...
La humildad no es ignorar las propias virtudes, significa saber cuáles son los límites reales a los que yo no puedo tener acceso o pasar de ahí. Ignorar tus virtudes no es un valor.
Hagas lo que hagas no vas a gustar a la mitad de la gente
WALTER RISO
Psicólogo
También habla de un tipo de preocupación productiva. ¿A qué responde?
Primero es realista, no te quita más tiempo del que necesita y siempre está al servicio de tu crecimiento; es decir, te aleja de la obsesión. El problema es que este tipo de gente no nos gusta. ¿A quién le cuelgan una medalla en la empresa? Al obsesivo, al que vive para trabajar y genera necesidad de aprobación. Es lo que llamo la personalidad tipo A.
¿Me la describe?
Es muy habitual. Son personas altamente competitivas, ambiciosas al extremo, que trepan pase lo que pase, buscan prestigio y poder a cualquier precio y, sobre todo, tienen una gran necesidad de control. Les encanta controlar el futuro, aunque no puedan hacerlo. Ellos creen que sí que pueden hacerlo, tienen esa ilusión; pero eso es una enfermedad. Tampoco saben manejar el fenómeno de espera, lo quieren todo de forma inmediata. Este tipo de personalidad encaja muy bien en la posmodernidad y la gente los adula y creen que son un buen partido. Digamos que es una psicopatía socialmente aceptada.
¿Cómo tenemos que hacerles frente?
Son personas tóxicas, lo que quiere decir que si te involucras emocionalmente vas a terminar afectándote porque son muy contagiosos. Te inculcarán sus metas como un valor y, sin darte cuenta, empezarás a creer que solo vales por lo que tienes. Tu vales por lo que eres, pero eso es una revolución personal, y al que no le guste, que no mire. La corrupción psicológica existe, significa venderte al mejor postor. Hay dos principios que siempre tienen que estar ahí: el autorespeto y la dignidad personal. Si ves que están negociando con tus principios es una llamada de alerta roja.
La corrupción psicológica existe, significa venderte al mejor postor
WALTER RISO
Psicólogo
Vaya, ahora que parece que la corrupción política está en boca de todos, usted me habla de corrupción psicológica. No hace falta que le diga que no le prestamos la misma atención...
Desgraciadamente es así, aunque es igual de importante que la corrupción política. Es aquí donde nace la persona que después termina haciendo otras cosas cuando es mayor. A los niños habría que programarles cursos obligados en las escuelas sobre inteligencia emocional. Aprender a perder tendría que ser materia obligada en todas las escuelas, ayudaría a ser más modesto. Aprender a perder implica que aceptas lo peor que te pueda pasar y entiendes que no vales por las medallas que te cuelgan los otros, sino por las medallas que te cuelgas tú mismo. Hubo un ministro inglés que dijo: “Renuncio porque se están acercando a mi precio”. Esta es para mí la máxima definición de la ética.
Ahora habla de educación...
Es que no podemos educar a la gente por la culpa o por el castigo que vendrá después. Eso no vale, lo único que cuenta es la convicción. Yo diría, haciendo una analogía con política, que se puede cantar la nacional socialista imperfecta, y que nos unamos los imperfectos del mundo. ¡Si somos la mayoría! Por eso, lo que he descubierto después de tantos años de terapia es que lo que libera a la gente es reconocer sus defectos. Se puede intentar superarlos, pero no esconderlos. Si no gustas a los demás, que miren para otro lado.
Es un error intentar contentar y caer bien a todo el mundo...
La estadística exacta comprobada a lo lardo de los últimos 30 años nos dice que no le vas a gustar a la mitad de la gente. Hagas lo que hagas, no vas gustar a la mitad de la gente. Si eso es así, porque está demostrado, ¿no es mejor no gustar a la gente haciendo lo que yo tengo ganas de hacer? Lo que hay que decir es “yo soy como soy, y valgo por lo que pienso que valgo”. Nada más. Si a Jesucristo, a Gandhi, a Luther King o a Voltaire, por poner algunos ejemplos, no les quieren la mitad de la humanidad, ¿quiénes somos nosotros para que sí que nos quiera más gente? Eso es aprender a perder, ser realista. Haz lo que quieras hacer, mientras no sea dañino ni para ti, ni para los demás.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Lucha de las Asociaciones de Madres y Padres de la Escuela Pública contra los deberes

*  http://www.eldiario.es/sociedad/padres-escuela-publica-deberes-escolares_0_561694345.html


La organización de padres y madres CEAPA ha llamado a una 'huelga de deberes' al estilo de la convocada en Francia en 2012. Buscan que los centros escolares se sumen a su campaña "En la escuela falta una asignatura: mi tiempo libre" y no encarguen tareas escolares a los niños y niñas durante los fines de semana de noviembre.
CEAPA quiere empezar así a concienciar sobre lo que consideran un problema para menores y familias. O al menos así lo acredita un estudio de la propia confederación, que revela que el 48,5% de las familias considera que los deberes de los niños y niñas afectan de forma negativa a su vida familiar.
El objetivo es que los deberes desaparezcan en su "totalidad", ha enfatizado en rueda de prensa el presidente de esta organización, José Luis Pazos. Y como señal de ir avanzando por este camino, ha llamado al boicot a los deberes en el mes de noviembre.
Primero, invitando a los docentes a que no manden tareas a casa a los chicos y chicas. Si no fuera así, la acción conjunta pasa por que las familias se nieguen y entreguen el lunes en el centro escolar un documento explicando los motivos por los que los hijos o hijas no han realizado las tareas.
CEAPA ha presentado este jueves el "resumen ejecutivo" de un estudio elaborado con las respuestas de 1.748 padres y madres y 472 menores durante el primer semestre del año, más del 90 % de ellos pertenecientes a las escuela pública.
El 20,24% de las familias indican que los alumnos y alumnas dedican más de dos horas diarias a los deberes (superior a 10 horas semanales). El 29,41% de los menores dicen lo mismo. Y el 39,44% de los padres y las madres denuncian que los deberes entran en conflicto a menudo con las necesidades de sus hijos e hijas. Tambien lo corroboran los menores: cuatro de cada diez piensan que no respetan siempre su tiempo de jugar y descansar, y el 65,67 % aseguran que no hacer los deberes les perjudica.
En la rueda de prensa del comienzo del curso escolar, Pazos ha denunciado también una tendencia "al alza" en varias comunidades de "copagos" de las familias a los centros públicos (incluso se han "disparado") en dinero o en especie, lo que ha considerado "ilegal" e "irregular" si no se extiende un recibo.

Comprar los libros, un apuro económico

En cuanto a los libros de texto, el mismo estudio indica que una de cada cinco familias pasa apuros económicos por la compra. Tan solo el 21% tiene asegurada la gratuidad total, mientras que el resto tiene que efectuar algún desembolso. En este sentido, Pazos reprocha que haya habido que "tirar a la basura" libros anteriores a la LOMCE cuando CEAPA considera que eran perfectamente aprovechables.
Según la Confederación, existe la gratuidad para todo el alumnado de la enseñanza obligatoria por el sistema de préstamo y reutilización en Andalucía, Extremadura, Navarra y Comunidad Valenciana. Por el contrario, Madrid y Cataluña son las únicas comunidades sin ayudas directas de libros, tan solo becas para los casos de extrema necesidad.
Hay ayudas para las familias, pero "insuficientes", en Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Murcia y La Rioja. Y en el resto, el modelo es de préstamo y reutilización por los centros, aunque no de todos los libros ni para todo el alumnado.
Si se trata del comedor escolar, el 84,19% de las familias aseguran que no tiene ninguna ayuda para pagarlo. De estas, una de cada cuatro reconoce que tiene dificultades para abonarlo.
El 82% de las familias usuarias contestan que han visto reducidas o suprimidas las ayudas públicas durante la crisis, aunque un 12% admiten que ahora se han recuperado. Un tercio dicen que el menú escolar no tiene la calidad deseable y el 29% no están satisfechos con el servicio.
En todas las comunidades se mantienen los precios del comedor prácticamente este curso, pero con un coste para las familias que se puede duplicar según donde residan: tres euros en Asturias y entre 5,5 y 6,8 euros en Navarra.
Según Pazos, las administraciones no están haciendo un esfuerzo suficiente en los comedores escolares, que son la única alternativa de una alimentación adecuada para los alumnos de las familias menos favorecidos.

jueves, 22 de septiembre de 2016

Noticias varias y un interesante vídeo

* Interesante vídeo de inclusión:
 https://www.facebook.com/fernando.escobarcarrasco/videos/10203034944507287/?pnref=story

* La escuela debe de innovar constantemente:




*  Los deberes deben de dejar paso libre al tiempo libre de juego y aburrimiento:
https://www.facebook.com/ceapa.formacion/photos/a.910532679021415.1073741826.910532595688090/1168426459898701/?type=3&theater
CEAPA presenta en una rueda de prensa los datos de Inicio de curso 2016-17 y la campaña "En la escuela falta una asignatura: Mi tiempo libre" (webwww.educaciónsindeberes.org)


martes, 20 de septiembre de 2016

Los exámenes ya no sirven

http://economia.elpais.com/economia/2016/09/18/actualidad/1474226496_636542.html?id_externo_rsoc=FB_CM

Con una idea tan simple como poner a un grupo de estudiantes a trabajar con un solo ordenador y sin un profesor como supervisor, Sugata Mitra (1952, Calcuta) ganó en 2013 el TED Prize. Consiguió así la atención mediática de todo el mundo y un millón de dólares para poner en marcha su proyecto SOLE (siglas en inglés de Self Organised Learning Environments), en español, entornos de aprendizaje auto organizados, que hoy emplean colegios de 50 países. La charla Construyendo una escuela en la nube, que suma más de 2,6 millones de visitas, fue considerada por TED -organización nacida en 1984 enEstados Unidos para promover la tecnología, educación y diseño- como la más inspiradora del año y con mayor potencial de cambio.

 TED TALKS
En su conferencia de 20 minutos, este ingeniero, que trabaja como profesor en laUniversidad de Newcastle, critica el actual sistema educativo. Cree que se basa en un modelo que se diseñó hace 300 años, en la era de los imperios, cuando los gobiernos formaban ciudadanos idénticos para que funcionasen en cualquier punta del planeta.
Para él, la revolución educativa pasa por acabar con los programas académicos para situar Internet en el centro del aprendizaje. También aboga por el fin de los exámenes como instrumento de evaluación. Simplemente porque “la época de las trincheras ha terminado y los estudiantes ya no necesitan aprender con la amenaza y el miedo como una constante”.


Pregunta. Usted afirma que los exámenes ya no son útiles porque no permiten a los estudiantes pensar con claridad. ¿Ha realizado alguna investigación al respecto?
Respuesta. Tengo la evidencia científica que ha aportado la neurociencia. En el centro de nuestro cerebro se encuentra lo que llamamos el cerebro reptiliano y su función es decidir en cada momento si luchar o volar -escapar ante una situación-. Aunque no somos conscientes, está continuamente evaluando y cuando siente una amenaza apaga otras partes del cerebro como la corteza prefrontal, que juega un papel primordial en la coordinación de pensamientos. Los exámenes son percibidos como una amenaza y, por tanto, la creatividad se bloquea. Si le preguntas a un estudiante qué le pide el cuerpo durante un examen, su respuesta será salir corriendo. El estrés le lleva a pensar que no es el momento para las grandes ideas.
En la era de los imperios se necesitaban personas entrenadas en sobrevivir bajo amenaza, principalmente por las guerras, argumenta Mitra en una entrevista concedida a EL PAÍS con motivo de su visita a España por la puesta en marcha de su método SOLE en tres colegios madrileños, uno público y dos concertados. “Hoy el mundo funciona de otra manera y tenemos que sustituir el miedo por el placer de aprender”, continúa el ideador de un modelo educativo que cuenta con el respaldo económico de gigantes como Microsoft.

El estrés de los exámenes lleva a los estudiantes a pensar que ese no es el momento para las grandes ideas

P- En la década de los 90, trabajaba para una empresa india de informática. ¿Cuándo comenzó a interesarle la educación?
R- No fue algo premeditado. Me encargaba de diseñar programas formativos, pero al final acabé haciendo lo contrario: demostrar que la tecnología se puede aprender de forma autodidacta. En los noventa éramos pocos los que teníamos ordenador en casa y un día comenté con un grupo de amigos la facilidad con la que nuestros hijos los manejaban sin apenas directrices. A modo de experimento, se me ocurrió incrustar un ordenador en un muro de un barrio pobre de Nueva Delhi para analizar la reacción de los niños. Ocho horas más tarde, estaban navegando por la Red y enseñando a otros a hacerlo. Esos niños nunca habían ido a la escuela y no sabían inglés. Repliqué la misma prueba en zonas remotas de la India y gracias al apoyo económico del Banco Mundial llevé a cabo la primera ivestigación en 2002. El gran descubrimiento: un grupo de niños sin ningún supervisor y con acceso a Internet pueden aprender en nueve meses a manejar un ordenador como cualquier secretario de occidente.
P- ¿Cómo aplicó ese descubrimiento a las aulas?
R- Años más tarde, la Universidad de Newcastle me llamó para llevar el experimento a los colegios de la India. Ahí descubrimos que sucedía lo mismo con las matemáticas, la física o el arte; los niños aprendían sin las lecciones del profesor, solo trabajando en grupos con un ordenador conectado a Internet. La única guía que recibían era una gran pregunta que debían contestar. ¿Por qué llueve? Una profesora de un colegio británico contactó conmigo para llevar el sistema en su centro. Cuando lo probaron, los docentes decían que lo imposible estaba pasando; los chicos aprendían sin una enseñanza dirigida. No hablaban de ventajas o desventajas, solo de que se podía hacer. En los países desarrollados,SOLE acaba con la rigidez del sistema, ayuda a abrir la mente.


Sugata Mitra. 


P- ¿Qué novedad representa su metodología con respecto a otros modelos de aprendizaje colaborativo, como, por ejemplo, el planteado por los hermanos estadounidense Roger y David Johnson en los sesenta?
R- Ya se hablaba de aprendizaje autodirigido en los años 20. Un caso conocido es el del cura jesuita que puso en marcha un sistema en la India en el que estudiantes de cursos superiores enseñaban a los más pequeños. ¿Cuál es la diferencia? Internet. Mi investigación habla de otra forma en la que los niños pueden aprender, un método más rápido e igual de eficiente.
P- Han surgido muchas voces críticas con su proyecto SOLE. Le han acusado de falta de evidencias científicas que prueben que realmente funciona.
R- Es muy difícil definir qué es funcionar bien cuando ya se está planteando cambiar el modo en que evaluamos. La realidad es que hay más de 1.000 SOLEpor el mundo, grupos de niños conectados a Internet y aprendiendo en grupos. La mejor evidencia del éxito del modelo son los datos que hemos recopilado deTwitter: más de 10.000 profesores están hablando de SOLE. Cuando les pregunto a los críticos si han leído mis investigaciones, la respuesta suele ser negativa. Son 15 publicaciones en los últimos 17 años en revistas científicas como British Journal of Educational Technology o American Educational Research Association. Los papers muestran que el aprendizaje de los niños es exponencial, siempre suben de nivel, o que mejora su nivel de inglés, entre otros muchos aspectos. Este año quiero poner en marcha un equipo de investgación en la Universidad de Newcastle para medir el impacto de este aprendizaje.

Los profesores dicen que lo imposible está pasando; los chicos aprenden sin una enseñanza dirigida

P- ¿Qué rol juegan los profesores en SOLE?
R- Su trabajo no tiene que ser enseñar, sino dejar que los niños aprendan. Tienen que quitar el foco de ellos mismos, perder el protagonismo. Su función es plantear las preguntas adecuadas, incluso si no conocen la respuesta. Ahí es donde se produce el aprendizaje. No tienen que decir a sus alumnos “yo tengo la respuesta”, sino “esto es lo que habéis encontrado”.
P- ¿Cómo están reaccionando los gobiernos de los diferentes continentes ante su modelo de aprendizaje?
R- Con la excepción de los países escandinavos, que tienen la habilidad de cambiar, la mayoría de gobiernos, especialmente aquellos que tuvieron grandes imperios como Reino Unido o India, no saben cómo avanzar y son incapaces de cambiar. Los burócratas entienden lo que propongo, pero me han llegado a decir que mientras ellos vivan, el cambio de paradigma no se producirá. Los libros de texto son una industria que mueve trillones de dólares, es imposible retirarlos. Su máxima es mantener las cosas como están para conservar su trabajo.
P- ¿Cómo cree que se debe medir el conocimiento?
R- Hay que cambiar la norma de lo que hay que evaluar. Creo que la clave está en analizar la creatividad de cada uno, y con las herramientas que tenemos ahora no se puede. No estoy seguro de si necesitamos la evaluación individual o basta con la del grupo. Ahora el mundo funciona con sinergias. La virtud que se valorará en pocos años será la de ser capaz de hacerse preguntas continuamente y tener la habilidad de contestarlas.
P- ¿Cómo lleva lo de ser un gurú mundial de la educación?
R- Si lo soy, es por accidente. No tengo ninguna habilidad especial para conseguir cambios sociales, y tampoco es mi objetivo. Solo quiero ayudar a los niños a encajar en un escenario en el que todas las reglas serán distintas a las de ahora. En 20 o 30 años, los robots controlarán el mercado laboral y solo sobrevivirán los que sepan construir o inventar. Los llamados makers.